Si bien Goodyear ha estado innovando en buscar el coche del futuro, aquel en el cual valerse de que están un paso adelante del resto, han innovado fácticamente en tecnología. Esta vez han proclamado su apertura al mundo de los coches eléctricos. 

Es normal enmarcarse en la época que se está viviendo. Específicamente, la transición del coche con motor de combustión al de motor eléctrico ha comenzado y no hay quién la detenga.

Esto, es sabido que provocará cambios determinantes en la industria automotriz. A simple vista, pensar que la combustión del coche viene en el mismo camino, por lo que pensar en cambiarle las gomas no vale, ello es errático. Los motores y la potencia presente en estos tipos de coches hace ''sufrir'' bastante a los anticuarios. Por lo tanto, debe plantearse un cambio y Goodyear estuvo a la altura. 

La solución está basada en que, según estudios realizados, un neumático tradicional se deteriora rápido. Por lo que, estos adaptados a coches eléctricos reducen en un 30% tal estadística. 

Cómo toda marca, estos ya han sido bautizados con el nombre de EfficientGrip. Aunque han sido marcados como un concepto, ya han sido puestos a prueba y faltan solamente unos pequeños detalles para que sean lanzados al mercado. 

A simples rasgos, por ahora contaría con más caucho de lo normal para darle una mayor vida útil. Se pasaría a modificar la cavidad del mismo para que llegue a aguantar mucho más peso para llevar las baterías y no deformarse de ninguna manera.