Michelin ya ha indicado a los equipos de Moto GP cuales serán sus compuestos de cara a la temporada 2018. Vale destacar que hay 19 Grandes Premios para este año.

La vuelta de la empresa francesa a las pistas en 2016, resultó una gran vuelta y un flamante aporte. En la actualidad, cuentan con una gran adaptación a lo que son las circunstancias y el campeonato; y piensan continuar innovando. 

En lo que se ha logrado comunicar, Michelin intentará unificar opciones relativas a las carcasas. Por lo tanto, la mayoría de las carreras se afrontarán con la misma carcasa. Solamente Austria podrá ser distinta

Según se precisó, en relación a los compuestos, se intentarán mantener  las tres opciones (blanda, media y dura) tanto delante como detrás en los de seco, pero en los de mojado se seguirán limitando a dos (blando y duro). 

Por otra parte, las partes traseras de agua, pasarán a ser asimétricas para todos los circuitos. Aunque, de la misma manera que se venía implementando, sus estructuras no tienen libertad a causa de la presencia de varias limitaciones.

En los delanteros, hay un máximo de diez unidades que no contarán con más de cinco gomas sin ninguna de las tres opciones referidas de neumáticos. Por el lado de lo que son neumáticos de agua, serán cinco unidades delanteras al total, mientas las seis traseras disponibles cuentan con una limitación a cuatro unidades de la opción blanda y tres de la dura.

Por último, si cuatro de las cinco primeras sesiones de ensayos fueran declaradas en mojado, cada piloto tendría un set más de neumáticos extra a elegir, aunque nunca podrían exceder los límites establecidos para cada compuesto.