Los niños deben estar sin abrigo en la silla del vehículo

Los niños siempre son trasladados en la silla para bebé en la parte trasera del vehículo, donde los padres toman medidas básicas de seguridad como es el caso de los cinturones, pero ¿has considerado el hecho de quitarles el abrigo al subir al coche?

Sue Auriemma, de la fundación estadounidense Kids and Cars que trabaja en pro de mecanismos de seguridad para los niños en los vehículo, organizó una prueba con un crash dummy para demostrar las consecuencias que puede sufrir un niño pequeño al estar sentado en la silla de seguridad del coche con la chaqueta de invierno.

La prueba muestra que el tórax del muñeco de pruebas se escurre entre los cinturones de seguridad, de una forma que resulta bastante peligrosa para la cabeza y el cuello del niño.



¿Qué se debe hacer para evitar el problema?

Antes de colocar a los niños en la silla de bebé para vehículo, debe ser extraída la chaqueta de invierno. En caso de estar en lugares donde las temperaturas son bajas, entonces puede optar por colocar una manta o el abrigo sobre el niño una vez ha sido ajustado a la silla.

El porqué es sencillo, las chaquetas o camperas de invierno hacen que los cinturones de seguridad se ajusten dejando mucho espacio entre ellos y el cuerpo. Este espacio es rellenado por los abrigos y el aire, dando así la impresión de tener un falso volumen. En consecuencia, al presentarse una colisión el niño tendrá más probabilidades de ser disparado del asiento.

Al retirar los abrigos, te aseguras que los cinturones queden ajustados al cuerpo de tu hijo y así lograrás mantenerlo seguro.