Culmino-antes-de-tiempo-el-retiro-de-neumatico-en-el-botadero-Cerro-Amarillo

Hacia fines de febrero, y después de tres meses de trabajo, la Minera Los Pelambres finalizó con el trabajo de remoción de los residuos de neumáticos que se encontraban almacenados temporariamente en Cerro Amarillo. El traslado de estas gomas se realizó hacia un patio de acopio que tiene autorizado la empresa en sus propias instalaciones. Un total de 500 neumáticos fueron trasladados desde el botadero ubicado en Cerro Amarillo, un sector que en 2012 se evidenció como suelo argentino y provocó conflictos entre ambos gobiernos, a un patio propio de la minera que posee en sus instalaciones en suelo chileno.

Conflicto evitado

Luego que desde la cartografía chilena se autorizará el Cerro Amarillo, por encontrarse totalmente en suelo nacional, la firma Los Pelambres utilizó ese lugar como botadero de neumáticos hasta que se planteó el conflicto entre ambas naciones.

A partir de noviembre, y con la presencia de Carabineros y Gendarmería Argentina, se habilitó un paso fronterizo ocasional para ir realizando el traslado de los residuos según la legislación entre ambos países.

Voz oficial

El Gerente General de la empresa minera, Robert Mayne-Nicholls, destacó la intención de solucionar el problema que se había generado, aunque resaltó que no era su responsabilidad desde el origen. El directivo de Los Pelambres expresó que siempre actuaron pensando que estaban en territorio chileno guiándose por la cartografía y los permisos de ese país.

Esta situación volvió a poner en tema la problemática de los residuos de neumáticos que cada vez se generan con mayor rapidez y no parecen surgir soluciones definitivas. Desde los botaderos, algunos oficiales y otros bajo el anonimato, que suelen generar contaminación por quemas repentinas. También las tareas de reciclaje se van gestando muy lentamente preocupando a las firmas del sector, a las autoridades gubernamentales y las ONG ambientalistas.